03 - Estudio sobre el Espíritu Santo

Versión para ImprimirVersión para Imprimir

Capítulo 3:

LA PERSONALIDAD DEL ESPÍRITU SANTO

INTRODUCCIÓN

La personalidad (calidad o hecho de existir como persona) del Espíritu Santo es presentada tan claramente en la Biblia como la personalidad del Padre y del Hijo. Cuando los hombres niegan esta verdad es evidencia de una ceguera satánica. Satanás ataca cada verdad y ha atacado la doctrina de la personalidad del Espíritu Santo en dos puntos:

  1. Una negación doctrinal
    Arias, el hereje antiguo, habló del Espíritu como "la mera fuerza de Dios". Esto reduce al Espíritu de Dios a una muestra simple del poder del Padre. Este error todavía se sostiene por diferentes sectas.
  2. Una negación práctica
    Hay muchos religiosos que no niegan la personalidad del Espíritu Santo en su credo, mas en la práctica parece que le ven solamente como un insignificante poder. Porque el Espíritu obra sin ser visto, parecen confundir su persona con sus dones y obras. Estas personas frecuentemente se refieren al Espíritu de Dios como una "cosa" o dicen tener "mucho" del Espíritu. El autor recuerda haber escuchado a un predicador bautista decir: "El Espíritu está aquí con gran poder". Aquel hombre piadoso entonces se corrigió diciendo: "El Espíritu siempre está aquí con poder infinito y ahora nos manifestó su gran poder". Debemos tener cuidado en cómo hablamos del Espíritu bendito de Dios.
Las iglesias antiguas conocieron al Espíritu Santo como una persona divina a quien ellos podían seguir (Hechos 13:2) y tener comunión con El (2 Corintios 13:14). Debemos preocuparnos cuando perdemos la consciencia de su persona y presencia.

I. EL ESPÍRITU SANTO ES ASOCIADO CON EL PADRE Y EL HIJO.

Es imposible imaginar cómo uno podría negar la personalidad del Espíritu y a la vez explicar las muchas Escrituras que tienen una lista de las tres personas de la Trinidad (Mateo 28:19; 2 Corintios 13:14; 1 Juan 5:7). ¿Se puede apuntar un simple "poder" en una lista de personas?

II. EL ESPÍRITU SANTO TIENE TODOS LOS ATRIBUTOS DE UNA PERSONA.

  1. El Espíritu Santo Piensa. - 1 Corintios 2:10-11; Hechos 15:28
  2. El Espíritu Santo Siente.
    1. Él se contrista. - Efesios 4:30
    2. Él se enoja. - Isaías 63:10
    3. Él nos ama. - Romanos 15:30 (Debemos mencionar que no podemos afligir a una persona la cual no nos ama).
  3. El Espíritu Santo Ejercita su Voluntad. - 1 Corintios 12:11
  4. El Espíritu Santo Actúa.
    1. Él inspiró las Escrituras. - 2 Pedro 1:21
    2. Él enseña. - Juan 14:26
    3. Él guía. - Romanos 8:4
    4. Él habla. - Hechos 8:29; 13:2
    5. Él convence. - Juan 16:8-11
    6. Él regenera. - Juan 3:5
    7. Él consuela. - Juan 14:16
    8. Él testifica. - Juan 15:26
    9. Él intercede. - Romanos 8:26
    10. Él llama a los Predicadores. - Hechos 13:2; 20:28
    11. Él crea. - Job 33:4
  5. Nunca debemos confundir el "don del Espíritu Santo" con sus "dones". - 1 Corintios 12:4,7-11; Hechos 2:38
    Todos los cristianos tienen el "don del Espíritu", pero nadie tiene todos los "dones del Espíritu".
  6. Cristo consoló a los apóstoles al prometerles la presencia de otra persona divina en su ausencia. - Juan 14:16
    La palabra "paracleto" traducida como "Consolador" en Juan 14:16 es traducida como "abogado" en I Juan 2:1 y se refiere a Jesucristo. Jesucristo es nuestro Consolador y así es entendido que el Espíritu como "otro Consolador" debe ser también entendido como otra persona divina. La palabra griega usada en Juan 14:16 por "otro" es "allos" que significa "otro del mismo género", como opuesto a "heteros" que significa "otro de un género diferente".
  7. Las acciones de los hombres hacia el Espíritu son evidencias de que El es una persona.
    1. Los hombres blasfeman contra el Espíritu. - Mateo 12:31
    La naturaleza del "pecado que no se perdona" comprueba la personalidad del Espíritu Santo. Es la blasfemia de una persona y no de un simple poder lo que hace imperdonable tal pecado.
    2. Los hombres mienten al Espíritu. - Hechos 5:3
    3. Los hombres tientan al Espíritu. - Hechos 5:9
    4. Los hombres resisten al Espíritu. - Hechos 7:51
    5. Los hombres obedecen al Espíritu. - Hechos 13:2-3
  8. Se usan pronombres personales en referencia al Espíritu Santo. - Hechos 13:2; Juan 14:16

CONCLUSIÓN DEL CAPÍTULO 3

En las siguientes lecciones estudiaremos los dones y la obra del Espíritu Santo. Antes de empezar, es importante que realmente entendamos quién es el Espíritu de Dios. Como un cristiano nuevo en la fe, yo notaba que muchas iglesias predicaban la obra de Cristo y el plan de la salvación, pero aparentemente se olvidaban de enseñar sobre la persona de Cristo. Espero que no caigamos en el mismo error en cuanto a la enseñanza sobre la persona del Espíritu Santo.


Índice