24 - Estudio sobre el Espíritu Santo

Versión para ImprimirVersión para Imprimir

Capítulo 24:

EL DON DE LENGUAS

INTRODUCCIÓN

El interés en el don de lenguas ha tenido un crecimiento fenomenal en los últimos años. Multitudes ahora aseguran poseer este don. Como siempre, los hijos de Dios "examinan todo" (1 Tesalonicenses 5:21) por un estudio cuidadoso de la Palabra de Dios.

I. EL REGISTRO BÍBLICO SOBRE EL DON DE LENGUAS

Se menciona el don de lenguas en sólo tres libros del Nuevo Testamento (Marcos 16:17-20; Hechos 2:1-13; 10:45-46; 19:6, y 1 Corintios 12:1-14:40). Es muy instructivo notar que tan pocos libros bíblicos lo mencionan. Considerando las 21 epístolas (cartas) del Nuevo Testamento, las cuales enseñan la salvación, el gozo cristiano, el crecimiento espiritual, los requisitos pastorales y la obra del Espíritu de Dios, sólo una epístola menciona las lenguas. Esto es inexplicable si observamos el don de lenguas como está visto por el movimiento actual de las lenguas. (Debe ser notado que la única mención de las lenguas en las epístolas era para reprender la exaltación y mal uso del don).

II. LA NATURALEZA DEL DON DE LENGUAS

El don de lenguas era la habilidad sobrenatural de hablar en un idioma que uno no había adquirido por el estudio. No hay ninguna razón bíblica para creer que este idioma era algo más, sino un idioma humano existente. En Hechos 2:1-11, los discípulos hablaron en los idiomas nativos de los muchos judíos extranjeros presentes en Jerusalén en el Día de Pentecostés. En 1 Corintios 14:16 y 23, los corintios fueron advertidos de que los indoctas no podían entender las lenguas. Estas declaraciones estarían sin sentido si las lenguas no fueron entonces idiomas humanos ya conocidos. En 1 Corintios 14:21, Pablo cita una profecía del Antiguo Testamento (Isaías 28:11) que habla del propósito de las lenguas. Esta profecía trata del idioma humano y así revela otra vez la naturaleza del don de lenguas en Corinto.

El concepto moderno de lenguas como un idioma "celestial", o como un lenguaje eufórico tiene un doble origen:

  1. Casi cada forma del paganismo de los tiempos antiguos hasta el presente ha sido caracterizada por alguna forma de lenguaje eufórico. Incluso muchas de las sectas que han rechazado los dogmas básicos del cristianismo (mormones, shakers) habían afirmado tener el don de una lengua "celestial". No sería necesario decir que los cristianos siempre han visto estas actividades como diabólicas (Isaías 8:19).
  2. El concepto de las lenguas bíblicas siendo una forma de lenguaje eufórico fue introducido en la teología "cristiana" por los teólogos alemanes racionalistas. Ellos popularizaron la creencia de que las lenguas bíblicas no eran idiomas humanos, para poder negar la naturaleza milagrosa del don.

III. EL PROPÓSITO DEL DON DE LENGUAS

Nuestro Señor aclaró bien que las lenguas eran señales (Marcos 16:17). Cuando la iglesia de Corinto empezó el uso de las lenguas como un medio para la glorificación personal, se les fue dicho que tenían que madurar y aprender que las lenguas se usaban como señal (1 Corintios 14:20-22). Examinemos este punto importante en detalle.

  1. En 1 Corintios 14:21, Pablo cita Isaías 28:11 como evidencia de que las lenguas eran una señal. En Isaías Capítulo 28, nosotros encontramos a Isaías reprendiendo a los ancianos de Judá por su pecado. Ellos no se arrepintieron, sino que denigraron la predicación de Isaías como si estuviera abajo de su nivel intelectual (vs. 9-10). Isaías entonces dio la profecía que Dios les hablaría por medio de las lenguas extranjeras del ejército asirio que les iban a invadir. De esto Pablo concluye que las lenguas servían de señal.
  2. Nosotros también podríamos mencionar que las lenguas no eran una señal para todos los incrédulos, sino para los judíos incrédulos en particular. Esto se ve en Isaías Capítulo 28 y también en el Nuevo Testamento. En cada caso inscrito en el libro de Hechos, el don de lenguas era una señal a los judíos. También es interesante recordar que la iglesia en Corinto se inició junto a una sinagoga judía (Hechos 18:7). Quizás esto en parte explica el predominio del don en esa iglesia.
  3. Continuando nuestro examen del propósito del don de lenguas debemos notar que las lenguas actuaron como una señal de confirmación para por lo menos tres verdades diferentes de la Biblia.
    1. Confirmaron la veracidad del evangelio
      Las lenguas fueron dadas como una confirmación de la verdad del evangelio (Marcos 16:17-20; Hebreos 2:3-4). Vemos esto ilustrado en Hechos 2:1-41.
    2. Confirmaron la inclusión del los gentiles en el reino de Dios.
      En Hechos 10:44-48, las lenguas funcionaron como una señal para confirmar el hecho de que Dios había concedido el arrepentimiento a los gentiles. Esto incluso se admitió como una comprobación por la iglesia en Jerusalén (Hechos 11:1-18). Algunos pueden cuestionar cómo las lenguas pueden ser una señal para los judíos creyentes a la luz de 1 Corintios 14:22. La respuesta es que mientras que estos judíos creyeron en Cristo, las lenguas actuaron como una señal en otra área en que ellos eran culpables de la incredulidad (la posibilidad de la conversión de los gentiles).
    3. Confirmaron el juicio venidero para Israel
      En Isaías 28:11, las lenguas eran una señal de juicio. Muchos creen que las lenguas eran una advertencia a Israel de la invasión romana venidera en el 70 d. de C. que acabó con la existencia de Israel como nación durante casi mil novecientos años.
  4. Habiéndose notado el verdadero propósito de las lenguas, estamos ahora en una posición mejor para tratar con algunos de los errores en este asunto.
    1. Podríamos mencionar primero que algunos han enseñado que las lenguas fueron dadas para ayudar en la predicación del evangelio. No hay ninguna evidencia de esta idea en el Nuevo Testamento. Las lenguas como una señal justificaron el evangelio, pero nunca fueron usadas para propagarlo. Los hombres educados como Pablo quienes hablaban varios idiomas aparentemente no tuvieron ningún problema para comunicarse a lo largo del Imperio Romano. Aun en Hechos 2:1-41, no hay ninguna evidencia de que el don de lenguas funcionaría excepto como señal. Note que en Hechos 2:6-12, los judíos extranjeros fueron asombrados por el don de lenguas. Estas personas eran por lo menos bilingües. Las lenguas no fueron dadas para que ellos pudieran entender el evangelio, sino para que pudieran creerlo. Muchos de estos se convirtieron y permanecieron en la iglesia de Jerusalén. Sin embargo, la comunicación nunca fue un problema.
    2. Otro concepto falso es la popular enseñanza moderna de que las lenguas son para la edificación privada del individuo. Esto por supuesto contradice la enseñanza bíblica del propósito de las lenguas y también la verdad de que los dones siempre son para la iglesia local, el cuerpo de Cristo como unidad. También es difícil creer que Dios les impediría a muchos (1 Corintios 12:11, 30) un medio de crecimiento espiritual. No hay ningún registro de que el don de lenguas haya sido usado en el Nuevo Testamento fuera de la asamblea.
    3. Permítanos examinar algunos de los pasajes frecuentemente utilizados para enseñar que el don de lenguas debe ser usado en la oración y en la adoración privada.
      1. 1 Corintios 14:2 - Este versículo no se refiera a la oración privada, sino al error de usar el don de lenguas sin intérprete en un servicio de la iglesia. Por ejemplo, si alguien estuviera hablando inglés en una iglesia de habla hispana, sólo Dios le entendería y la iglesia no estaría edificada por no haber intérprete. La razón de que un hombre sólo hable a Dios es porque no hay intérprete y nadie más le entiende.
      2. 1 Corintios 14:3-5 - Pablo está hablando sobre la superioridad de la profecía en cuanto al don de lenguas en un servicio público de la iglesia.
        1. El que profetiza edifica a la iglesia mientras que él que habla en lengua extraña se edifica a sí mismo. No hay ninguna mención aquí de cualquier adoración hecha en privado.
        2. Un individuo que hablara en una lengua que no entiende, aún no podría recibir una bendición hasta que alguien lo interpretara. Por ejemplo, si un latino testifica en una iglesia rusa, su propio corazón será bendecido, pero la iglesia no recibiría nada. El mismo principio es cierto en cuanto al ejercicio de las lenguas. Note también que en los versículos 4-5 Pablo mencionó una situación donde el portavoz de la lengua puede entender e interpretar sus propias palabras.
      3. 1 Corintios 14:14-15 - Pablo está aquí hablando sobre el orar en una lengua desconocida, pero no para apoyar tal práctica, sino para reprenderla. La oración debe ser dirigida con el entendimiento (vs. 15). Esto prohibiría la idea de orar en una lengua que uno no entiende. La palabra "battalogeo", traducido "vanas repeticiones" en Mateo 6:7, significa "balbucear sin pensar". Uno nunca debe orar de esta manera, sino con el entendimiento siempre.
      4. 1 Corintios 14:27-28 - Aquí Pablo no está recomendando la práctica de hablar en lenguas en privado. Su propósito es prohibir el uso de lenguas sin interpretación en la iglesia. Estos preceptos fueron usados por los hombres de Dios en días anteriores para reprender la práctica católica romana de dirigir el culto religioso en latín. Los hombres pueden orar en privado en cualquier idioma que ellos entiendan, pero no deben orar en ninguna parte en un idioma que no entiendan. En público, deben hablar en un idioma entendido por la iglesia o si no, sus palabras deben ser interpretadas.
    4. El concepto carismático de lenguas como un elemento de adoración personal es contrario a todo lo que la Biblia enseña sobre las lenguas.

IV. LA REGULACIÓN DEL DON DE LENGUAS

Los desórdenes que ocurrieron en Corinto provocaron que Pablo declarara algunas reglas. Estas regulaciones deben ser seguidas por todos los que creen ser espirituales (1 Corintios 14:37-38).

  1. Tienen que hacer todo de una manera ordenada (1 Corintios 14:32-33, 40).
  2. Las lenguas no deben ser solicitadas (1 Corintios 12:18).
    La iglesia entera debe desear que los mejores dones (aquellos que edifican) puedan encontrarse entre sus miembros (1 Corintios 12:31). Las lenguas eran uno de los dones menores (1 Corintios 14:5).
  3. Las lenguas tienen que ser interpretadas (1 Corintios 14:28).
  4. Sólo una persona a la vez puede hablar (1 Corintios 14:27 y 30).
  5. Sólo tres pueden hablar en lenguas en un culto (1 Corintios 14:27).
  6. Las mujeres no pueden hablar en la iglesia (1 Corintios 14:34-35).
  7. No se prohibe el hablar en lenguas (1 Corintios 14:39).
    1. Pablo tenía miedo de que su enseñanza en cuanto a la inferioridad de las lenguas como medio de edificación de la iglesia causara su prohibición.
    2. Nota: Esta escritura, por supuesto, no se aplicaría después de que las lenguas hubiesen cesado, (1 Corintios 13:8). Las iglesias bautistas tienen todo el derecho para prohibir la imitación moderna de este don.

V. LA CESACIÓN DEL DON DE LENGUAS

En 1 Corintios 13:8, nos dicen que las lenguas cesarían. Esto probablemente ocurrió en el año 70 d. de C. cuando Israel como nación perdió su existencia corporativa. El don definitivamente cesó en el 95-96 d. de C. cuando la Biblia fue completada. (Para más información, vea la lección sobre los dones temporales en Capitulo 22).

VI. LAS LENGUAS HOY EN DÍA

Algunos pueden estar preguntándose como nosotros podemos explicar el fenómeno moderno de las lenguas que hablan en el movimiento carismático. Siendo que estas "lenguas" modernas contradicen la enseñanza bíblica en cuanto a la naturaleza, el propósito, la duración y la regulación de lenguas, entonces no pueden ser de Dios. Dios no contradice su Palabra (1 Corintios 14:37; Mateo 5:17-18). La experiencia moderna de las lenguas puede tener varias explicaciones.

  1. Puede ser fingida.
  2. Puede ser inducida psicológicamente.
    Al contrario del Nuevo Testamento, los defensores de las lenguas modernas les enseñan a las personas cómo hablar en lenguas. Esto parece ser una forma de auto hipnosis en la que el cerebro sufre algo así como un cortocircuito.
  3. Puede ser de inspiración diabólica.
    Cuando uno considera algunas de las doctrinas y frutos malos que han salido del pentecostalismo, es obvio que los demonios están haciendo su trabajo. Hay muchos relatos sobre demonios que hablan a través de las personas poseídas por ellos. Los cristianos siempre han considerado como diabólico el lenguaje eufórico de los paganos; algo relacionado con la brujería (Isaías 8:19).

FIN DEL CAPÍTULO 24


Índice